Archivo de la etiqueta: Motivacion

Por qué el Barça ha perdido la Liga y la Champions. El efecto Hidden-Side en acción.

Para la mayoría de especialistas internacionales, el Barça es técnicamente y tácticamente algo mejor que el Real Madrid y por supuesto, mucho mejor que el Chelsea, ¿qué ha pasado entonces para que el equipo barcelonés perdiera la Liga y la Champions?.

Hay que remontarse al primer partido de la liga. En San Sebastian el Barça iba ganando a la Real Sociedad por 0-2 en el primer tiempo.

El partido acabó con empate a dos y se empezó a vislumbrar que algunos jugadores clave del equipo estaban afectados por lo que hemos dado en llamar “El efecto Hidden-Side”.

El  efecto “Hidden-Side” en la modificación de los elementos de motivación de forma sub-consciente, es decir que el afectado no sabe lo que le está sucediendo: quiere estar concentrado pero pierde en ocasiones la concentración y por ejemplo los pases se vuelven imprecisos o se pierden balones inexplicablemente. Parece que los pies no obedecen lo que se les dice.

Pero uno de los trabajos más arduos y difíciles para un líder es primero descubrir a los afectados y segundo intentar eliminar sus efectos.

En el caso que nos ocupa el equipo lo ha ganado casi todo. Individualmente: el mejor jugador del mundo durante dos años consecutivos y colectivamente: el campeonato del mundo de Africa del Sur, donde la selección española estaba fuertemente basada en el F.C. Barcelona, tres ligas, una Copa del Rey, dos Champions y otros tropeos internacionales, con 13 títulos ganados de 18 disputados.

Esta situación puede producir una relación en el cerebro que estudiosos como el neurólogo Nicolás Acarín describe y es aplicable tanto al análisis del sorprendente para algunos, fracaso del Barça, como a fracasos empresariales posteriores a una época normalmente prolongada de éxito y conocimiento.

El jugador profesional o el directivo aquejados del efecto Hidden-Side están sin duda concentrados y no han perdido las habilidades. Pero su inconsciente no está de acuerdo y “sabotea” todas las órdenes que el cerebro da conscientemente.

Es como si el inconsciente hubiera entrado en un estado de autocomplacencia y soberbia y no cesara de repetir órdenes como “somos los campeones y no es necesario que te esfuerces tanto” o “llevamos cinco años con beneficios records” (y los tendremos cada año si simplemente seguimos haciendo lo mismo).

No quiero decir que todos los motivos del fracaso sean debidos al efecto Hidden-Side pero estoy seguro que está presente en la mayoría de jugadores o directivos clave.

La motivación es una de las habilidades más complejas del líder. Motivar equipos triunfadores para que nos les afecte el efecto Hidden-Side es una tarea muy compleja, entre otras cosas porque no es visible casi nunca y para cuando lo es, eliminarlo ya es csi imposible.

La reciente salida del líder puede estar en relación con esta gran dificultad en eliminar procesos Hidden-Side y explicar muchos éxitos de equipos y empresas modestas y fracasos de equipos y empresas grandes.

El tema desborda la extensión de un post pero si alguno está interesado en profundizar, me hacéis llegar el mail y os envío una copia de la nota técnica.


Mitos y Verdades sobre Motivación (3ª Parte)

LAS PERSONAS NO SÓLO TRABAJAN POR DINERO

El Mito de Taylor, desenmascarado

Motivar es un proceso, un conjunto de acciones y una combinación de elementos que deben ser considerados globalmente y en su totalidad.

Veamos ahora de qué elementos está compuesto.

Cada elemento del proceso tiene un peso específico diferente y no puede existir por sí sólo. Si alguno de los ocho elementos no es tenido en cuenta, los otros siete desaparecerían también. Y en eso reside la dificultad para muchos de entender el proceso en su globalidad.

LOS OCHO ELEMENTOS DE MOTIVACIÓN Y SU PORCENTAJE DE CONTRIBUCIÓN

1. El logro y reto. La consecución de la tarea encomendada          35%
2. Reconocimiento                                                                                            20%
3. El trabajo en sí mismo                                                                                10%
4. Tener responsabilidad y usarla                                                              10%
5. Posibilidad real y justa promoción y status                                      10%
6. Crecimiento intelectual, personal y profesional                              5%
7. El dinero                                                                                                            5%
8. Seguridad en el trabajo                                                                                5%

El Proceso de Motivación tiene su contrapartida en el Proceso de Desmotivación, compuesta asimismo por otros ocho elementos.

LOS OCHO ELEMENTOS DEL PROCESO DE DESMOTIVACIÓN Y SU PORCENTAJE DE CONTRIBUCIÓN

1. Normas, procedimientos y burocracia de la organización         25%
2. Supervisión y relaciones con jefes                                                        25%
3. El dinero                                                                                                           15%
4. Condiciones de trabajo                                                                              10%
5. Relaciones con iguales y subordinados                                              10%
6. Vida privada                                                                                                     5%
7. Status                                                                                                                  5%
8. Seguridad en el trabajo                                                                                5%

El Proceso de Desmotivación debe ser también considerado en forma global y todos los componentes deben existir al mismo tiempo. La ausencia de uno de ellos inutilizaría la puesta en práctica de esta metodología.

Para preparar una estrategia de motivación en equipos ambos grupos de elementos deben ser trabajados conjuntamente.

A pesar de la claridad que la metodología de los ocho elementos motivadores y desmotivadores innumerables empresas y organizaciones se empeñan en desconocer e ignorar alguno de sus elementos, y como consecuencia sus procesos de motivación fracasan con más o menos estrépito, los trabajadores no se los creen y sólo conseguimos perjudicar y hacer más difícil la implantación de programas rigurosos.